Cambio de paradigma relación Mente y Cuerpo


Ya con anterioridad he escrito artículos sobre el cambio de paradigma, que he ido observando, como emerge con distintas expresiones en nuestra sociedad, la cual hace tiempo entró en una etapa de transición de lo que yo denomino el “antiguo paradigma“, para pasar al “nuevo paradigma“.

Una de las características de este “nuevo paradigma” es entender y explotar el potencial de las redes, para resolver problemas complejos y nada mejor que esto, es escuchar la explicación de este fenómeno, desde uno de los precursores de la neurociencia en Chile, el profesor Francisco Varela.

Entrevista informal, pero muy didáctica de Eric Goles a Francisco Varela, Santiago, Mayo del 2000.

Primera parte

De esta parte de la entrevista rescato las siguientes frases:

“Hay un mensaje que todo el mundo debiera comprender, que esa historia del antagonismo o dualidad mente-cuerpo se acabó, que eso es puramente un reflejo adquirido, que desde el punto de vista científico, filosófico y cultura, no hay manera ni ninguna razón para confundirlo.”

Rescato el tema de la falsa dicotomía entre mente-cuerpo, pues antes he hablado de una falsa diconotomía en la forma que entendemos elementos de nuestra sociedad, me doy la licencia de hacer esta inferencia, a partir de la siguiente analogía que hace el prof. Varela en la entrevista:

“Transpongamos la discución a una metáfora social, tu puedes decir, el fenómeno de ¿Qué es Chile? o ¿Qué es Francia?, sin duda es algo, porque “la Francia”, puede ir al comercio, hacer las guerras, tiene toda una historia, fenómenos culturales, por otro lado, que es “la Francia”, uno no la va encontrar en ninguna parte, encuentra “la Francia” donde: cuando los franceses se juntan a conversar.
En los pelambres, los corredores, los acuerdos, en las promesas, esos agentes humanos, esas redes sociales, en ese tipo de interacciones de redes sociales, generan este fenómeno que llamamos “la nación Francesa”, que ojo: no es una cuestión inexistente, porque existe “la Francia”, por otro lado no está en ninguna parte, nadie la va a ubicar en el cajón o en un depósito a la salida de París.
Con la historia del sistema nervioso es algo muy parecido, sea la mente lo que nosotros experimentamos como nuestra mente, es como “la Francia” existe sin duda, yo te digo: buenos días Eric. y tu tienes tus preferencias, tus deseos tu recuerdos, todo.
Sin embargo nada de eso tiene una encarnación concreta, como no lo tiene “la Francia” lo que no quiere decir, que no exista.”

Para mí que he estado estudiando el fenómeno de trabajo en redes colaborativas, este nuevo efoque del profesor Varela, me abre una gran ventana y un prisma distinto para abordar los problemas y potenciales, asociados a éstas.
Yo comparto plenamente la definición de redes sociales de Varela: Que es la interacción natural entre las personas.
Por eso cuando actualmente, se reduce y simplifica erróneamente este fenómeno a las herramientas como Facebook, Twitter, etc. se pierde completamente el significado y es por eso que trato en este blog no utilizar el término “redes sociales”.

“Pero la gracia ahora es que cuando miramos un fenómeno social, uno tiene una idea, porque uno ve a la gente que conversa, uno ve como se negocian las transacciones, entonces es un poquito menos abstracto de imaginarse como, de estos actores sociales que son chiquititos, locales llamemoslo, emerge esta cosa grande, que es un país.
Entonces la novedad, y estes es el mensaje de novedad en la parte científica, es que recientemente hemos podido tener idea de como pasa eso mismo esas reglas de pasaje entre lo local, lo emergente y lo global en el sistema nervioso.”

Este para mí es un punto muy relevante para entender los fenómenos sociales, porque nos da una pauta de como pasar de lo micro a lo macro.
Los concepto de “reglas de pasaje“, yo lo relaciono con la definición de los “principios asociados a un proyecto colaborativo” y “los códigos de conducta”, el primero nos permite encauzar el trabajo de la red y el segundo nos permite disminuir las fricciones dentro de ésta, entonces las interacciones entre individuos crean un ambiente o la música.

“Pero hay otras partes del sistema nervioso, que se ponen activas por ejemplo cuando yo me recuerdo de que días es hoy, que relación puede haber entre el ojo y ese recuerdo, bueno uno está por aquí y el otro está por acá, en el sistema nervioso, ¿Como se ponen de acuerdo?
¿Como conversan? Bueno es la idea, de que en el fondo entran en armonía literalmente, porque oscilan, hay una actividad eléctrica, que es lo que es propio del cerebro, su lenguaje y en esta oscilación entran como una sincronía, muy exacta, muy precisa y esa sincronía es casi, como al sintonía entre instrumentos musicales.
Porque ahí también hay unas oscilaciones, que se ponen en alineamiento unas con las otras.
Entonces ese principio de sincronía, es como la regla, es como la ley que nos permite pasar, de estos actores chiquititos, de lo local, los que ven, los que hacen movimiento, los que tienen que ver con la emoción, los que tienen que ver con el recuerdo, la postura. Se ponen de acuerdo, por decir así, a través de este sistema de las armonías oscilatorias. Y lo que resulta, este emerger, es tú, yo.”

Para mí me resultó difícil entender, que podría corresponder a
ese “sistema de las armonías oscilatorias” esa “música” en los fenómenos sociales, hasta que comprendí que corresponde al rol que cumplen nuestras motivaciones, nuestras emociones, nuestros intereses, es decir todo aquello que creemos “irracional” es la música que nos permite explotar nuestro potencial, cuando trabajamos en redes sociales.

“Este conjunto armónico que es la totalidad mente cuerpo, se desarma literalmente, sobre otro descubrimiento genial, que esta armonía intrínsecamente, se pega y luego se despega de sí misma. No es una tendencia a quedarse pegado, sino porque seríamos como los catatónicos.Intrínsecamente se desarma para pasar a otra música, que le permite al organismo, a tener la fluidez de la vida.”

Esta visión es muy interesante, entender la fluidez de la vida y que se puede aplicar directamente en el fenómeno social, como algo dinámico, en constante cambio y adaptación.

Veamos como interpreta Varela el pensamiento reduccionista sobre el tema:

“El reduccionismo quiere decir aquí, tome usted neuronas, póngalas un poquito aquí un poquito acá, conéctelas de alguna manera y ya tiene lo que emerge, una mente, un sujeto, un yo.
Ve te podemos reducir, el efecto del yo, a esta actividad, de los efectos locales. Ese razonamiento es un razonamiento, que otra vez es un reflejo de lo reduccionista, que todo lo quiere reducir a propiedades, de las partes más chiquititas, eventualmente de la materia pura. Que de la observación, ¿Por qué? Ahora, este es un punto delicado, pero sumamente claro una vez, que uno lo entiende, haber si lo vamos a poder hacer pasar.”

Es mismo reduccionismo es el que veo por ejemplo en la Economía actual, que generalmente ha menospresiado la importacia de la microeconomía.

Seguir leyendo

Entrevista a Francisco Varela


Esta es una entrevista hecha ha Francisco Varela por Cristián Warnken en el programa una Belleza nueva, que la disfruten.

Algo que destaco de Varela y me gustaría adoptar, es la valoración que tiene de la disciplina de su formación científica, porque cuando estamos en la frontera de los reconocido como razonable por nuestra sociedad y vamos más allá, somos capaces de exigirnos evidencias que corroboren y validen lo que pensamos y no nos sentimos conformes con sólo quedarnos en la teoría, por muy hermosa o atractiva que esta sea.