No es solución derrocar a las élites corruptas


Muchos que hablan de meritocracias, oligarquías y plutocracia, que debemos erradicar a las élites corruptas y la desigualdad, pero esta es una solución burda e ineficaz, pues no considera de forma explícita varios fenómenos que naturalmente emergen en nuestra sociedad:

Cuando percibimos como una entidad o comportamiento genera elementos socialmente negativo, nuestra primera reacción es erradicarlo, pero eso ignora el principio fundamental si algo existe, es porque cumple un rol en el grupo, si no lo hiciera, esa entidad, costumbre o comportamiento moriría o perdería influencia y tendería a desaparecer con el tiempo.

Nuestra incapacidad de entender la complejidad que emerge en las interacciones sociales, normalmente los roles no son evidentes.

Para cambiar aquello que percibimos que tiene elementos socialmente negativo, pero que cumple un rol social, es necesario:

  1. Entender que necesidad fundamental origina su existencia.
  2. Que mantiene sus existencia.
  3. Por que aparecen los elementos negativos.

Ya con esta información de manera paulatina podemos concentrar los esfuerzos en desarrollar una entidad o comportamiento alternativo, que satisfaga la necesidad original, sin los elementos colaterales negativos.

La paradoja es que eliminar sin sustituir algo que cumple un rol social a pesar de tener elemento colaterales negativos, simplemente elimina la satisfacción de la necesidad inicial que lo originó y eso genera problemas mucho mayores que los daños colaterales.

Procurar minimizar el riesgo de:

  • Crear anticuerpos, toda solución alternativa que amenace el status quo, genera conflictos adicionales.
  • Destruir la solución socialmente deficiente, sin antes tener una solución alternativa, implica crear un problema más grave que impediría la transición.
  • Sustitución, normalmente las condiciones ambientales que permiten la existencia de aquello que se elimina, promueven que otros individuos sustituyan el rol vacante.
  • Adaptación, si se modifica el entorno de un grupo u organización, esta tenderá a adaptarse y eso puede generar entidades y comportamientos reactivos para sobrevivir.

Lo mismo ocurre con otros problemas sociales, la "lucha" contra la delincuencia, la droga y la pobreza, pero analizaré esos fenómenos en otros artículos.